PETZL

UNA HISTORIA DE CALIDAD

Desde hace más de treinta años, Petzl ha desarrollado su savoir-faire en el diseño y la producción de soluciones para el mundo vertical y la iluminación. Esta aventura empezó con la pasión de un artesano, Fernand Petzl, por la espeleología y la necesidad de disponer de equipos diseñados para Acceder a lo inaccesible. Seguridad del usuario, fiabilidad, resistencia y ergonomía de los productos siempre han sido los ejes imprescindibles para la fabricación de los equipos.

news-industrial-quality

Actualmente, Petzl diseña, produce y distribuye millones de productos en el mundo entero, por lo que esta exigencia original de calidad es más que nunca esencial. Esencial para poder responder a las necesidades de los usuarios, de las más cotidianas a las más extremas. Esta exigencia de calidad es la base del trabajo de los equipos de la empresa.

Diseñar

El departamento de I+D de Petzl integra todas las técnicas relacionadas con el diseño de los productos: mecánica, textil, electrónica, óptica e informática… Las fases de diseño, los prototipos, la fiabilidad del producto y la seguridad del usuario se evalúan permanentemente con un enfoque importante en los riesgos de utilización.

Ensayar

Petzl dispone de laboratorios dedicados a los ensayos de los productos del mundo vertical o iluminación. Estos ensayos (que suelen superar los valores requeridos por las normas) permiten validar la fiabilidad de los productos y la seguridad del usuario: ensayos de caídas dinámicas, resistencia a los choques, rendimientos, calidad de los haces luminosos, autonomía de la linternas… Son completados por ensayos sobre el terreno sobre aspectos de ergonomía y de fiabilidad.

Producir y controlar

En cuanto a producción, el control de la calidad está presente a lo largo de las cadenas: autocontrol de las operaciones por las máquinas de producción, controles humanos en puntos clave, reforzados por sistemas antierror, control final unitario de cada producto.

 

Garantía de los productos

Todos los productos Petzl tienen una garantía de tres años. Y en caso de problema, el servicio postventa Petzl tiene como misión intervenir en un plazo de siete días laborables.